15 julio 2009

Lactancia Materna. Artículos

"Que el amor de Dios llene su ser interior, mezclado con la leche de la madre"
"Al niño, desde que nace, debe proveérsele de todo lo que le procure salud; y sabe esto: siempre que sea posible, la leche materna es mejor, más agradable y más apropiada para el niño" 'Abdu'l-bahá



Video musical canción preciosa de Rosa Zaragoza

Fotos de mamás del Grupo de Lactancia

Lactancia Materna: el mejor alimento

Lactancia y Mordiscos

ROL DEL PADRE EN LA LACTANCIA-La Liga de la Leche

El biberón de complemento o como cargarse la lactancia materna

Lactancia e Inteligencia

La Lactancia materna mejora la capacidad pulmonar del bebé

¿Qué es el cólico del lactante?

Amamantar después de cesárea

Video Introductorio a la lactancia

Video Elogio a la lactancia

Video Elogio a la lactancia en diferentes culturas

Video La experiencia de amamantar a un prematuro

Video Cómo extraer y conservar la leche

Video en inglés explicativo de LM. Imágenes muy buenas

*La lactancia materna protege contra la diabetes*

Bebés amamantados tienen mejor acceso a la universidad

Video musical canción preciosa de Rosa Zaragoza

http://www.youtube.com/watch?v=am8xR1riPyY

Lactancia Materna: el mejor alimento
por Mireia Muñoz

Existen sólidas bases científicas que demuestran que la lactancia materna es el mejor alimento que una madre puede dar a su hijo recién nacido. No solo considerando su composición, sino también por el vínculo afectivo que crea y la protección que brinda frente a numerosas enfermedades.
De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Academia Americana de Pediatría (AAP), el Comité de Lactancia de la Asociación Española de Pediatría recomienda la alimentación exclusiva al pecho durante los primeros 6 meses de la vida del niño y continuar el amamantamiento junto con las comidas complementarias adecuadas hasta los 2 años de edad o más.
En ocasiones, las madres deciden que darán el biberón incluso antes de que nazca su bebé, unas por falta de información, otras por falsos mitos inculcados. En otras, abandonan la lactancia frustradas dudando de su capacidad para lactar, o de la de su bebé para mamar. Muchas porque no tuvieron apoyo que les acompañara, enseñara y guiara. Es interesante conocer algunas cosas antes de tomar una decisión tan importante y de privar a nuestro bebé y a nosotras mismas de todos los beneficios que la Lactancia Materna conlleva, para que, sea cual sea la decisión que tomemos, sea una decisión informada y no condicionada por una falsa información o falta de la misma.
--------------------------------------------------------------------------------
BENEFICIOS PARA LA MADRE
Favorece la relación de apego con el bebé, se establece un diálogo íntimo a base de sonrisas, miradas, caricias.
Dar de mamar es una experiencia gozosa y única que ayuda a vivir la maternidad en plenitud. Disminuye las posibilidades de depresión postparto y ayuda a sanar partos traumáticos.
Ayuda al útero a contraerse y recuperar su forma más rápidamente, disminuyendo el sangrado postparto y el riesgo de hemorragia
La grasa acumulada en el cuerpo durante el embarazo se convierte en energía para producir leche con lo cual se recupera el peso o la silueta
Mejora la anemia y se ahorra hierro gracias a la ausencia de la amenorrea prolongada, favoreciendo además el espaciamiento natural en los embarazos gracias a sus propiedades anticonceptivas mientras la lactancia es exclusiva y a demanda.

A largo plazo disminuye el riesgo de cáncer de pecho, de ovarios y la osteoporosis.
La leche materna además es estéril, antiséptica, está siempre lista para el bebé en cualquier lugar y momento, a la temperatura correcta, incluso a mitad de la noche y además es gratis
Es cómodo pues la leche siempre estará a punto: temperatura adecuada y composición perfecta, y no habrá que comprar ni esterilizar tetinas ni bibes, ni estar pendientes de que no falten los polvos o el agua hervida o embotellada, y no será ningún problema cuando falten la luz o el gas.
BENEFICIOS PARA EL BEBÉ
La leche materna está especialmente indicada para el bebé, con el equilibrio justo de nutrientes que necesita y es por tanto nutricionalmente superior a cualquier otra alternativa.Contiene anticuerpos y defensas para ayudarle a combatir las infecciones.


El calostro que se produce los primeros días tiene un alto valor en proteínas, rica en anticuerpos y fácil de digerir.Es más fácil de digerir que la leche de fórmula, no produce tanto estreñimiento, ni molestias gastrointestinales, cólicos o diarreas.

Protege contra numerosas enfermedades tales como catarros, bronquiolitis, neumonía, diarreas, otitis, infecciones de orina, síndrome de muerte súbita, Enterocolitis Necrotizante (enfermedad frecuente en los Prematuros), y meningitis por Haemophilius mientras el bebé está siendo amamantado, pero también lo protege de enfermedades futuras tales como asma, alergia, obesidad, diabetes tipo I, la enfermedad de Crohn, la colitis ulcerosa, arterioesclerosis o infarto de miocardio en la edad adulta, así como de la leucemia
Además, favorece la maduración del sistema nervioso y los niños alimentados a pecho tienen un cociente intelectual más alto.


--------------------------------------------------------------------------------
La leche materna contiene todo lo que el niño necesita durante los primeros meses de vida. Un recién nacido sano no necesita más líquidos que los que obtiene de la leche de su madre, no es necesario ni recomendable ofrecer agua ni soluciones de suero glucosado, zumos, agua ni papillas. La cantidad se ajusta a lo que el niño toma y a las veces que vacía el pecho al día.
La calidad también varía con las necesidades del niño a lo largo del tiempo: durante los primeros días, la leche es más amarillenta (calostro, que comienza a producirse a mitad del embarazo) y contiene mayor cantidad de proteínas y sustancias antiinfecciosas (anticuerpos maternos y protección frente a la ictericia); posteriormente aparece la leche madura, que es más líquida al principio de la toma, para que salga, calme y quite su sed rápidamente, y más densa y calórica al final para que tenga un mayor aporte nutricional y lo sacíe, por todo ello es importante vaciar un pecho antes de comenzar con el otro.
El estómago de un recién nacido es del tamaño de una canica, por lo que las dosis pequeñas de calostro están diseñadas especialmente para nuestro bebé. Son fácilmente digeribles y sus propiedades laxantes estimulan la pronta salida del meconio (primeras heces de color verdoso y textura pegajosa), que deja sitio libre para que crezca el estómago hasta ser del tamaño de su muñeca, hacia los 3-4 días.En caso de cesárea, la leche tarda un poco más en subir, por lo que es importante estimular más el pecho y no dar suplementos; toda la leche llega


-------------------------------------------------------------------------------
La leche materna contiene todo lo que el niño necesita durante los primeros meses de vida. Un recién nacido sano no necesita más líquidos que los que obtiene de la leche de su madre, no es necesario ni recomendable ofrecer agua ni soluciones de suero glucosado, zumos, agua ni papillas. La cantidad se ajusta a lo que el niño toma y a las veces que vacía el pecho al día. La calidad también varía con las necesidades del niño a lo largo del tiempo: durante los primeros días, la leche es más amarillenta (calostro, que comienza a producirse a mitad del embarazo) y contiene mayor cantidad de proteínas y sustancias antiinfecciosas (anticuerpos maternos y protección frente a la ictericia); posteriormente aparece la leche madura, que es más líquida al principio de la toma, para que salga, calme y quite su sed rápidamente, y más densa y calórica al final para que tenga un mayor aporte nutricional y lo sacíe, por todo ello es importante vaciar un pecho antes de comenzar con el otro. El estómago de un recién nacido es del tamaño de una canica, por lo que las dosis pequeñas de calostro están diseñadas especialmente para nuestro bebé. Son fácilmente digeribles y sus propiedades laxantes estimulan la pronta salida del meconio (primeras heces de color verdoso y textura pegajosa), que deja sitio libre para que crezca el estómago hasta ser del tamaño de su muñeca, hacia los 3-4 días.En caso de cesárea, la leche tarda un poco más en subir, por lo que es importante estimular más el pecho y no dar suplementos; toda la leche llega.--------------------------------------------------------------------------------El principal estímulo que induce la producción de la leche es la succión del niño, por lo tanto, cuantas más veces se agarra el bebé al pecho de la madre y cuanto mejor se vacía éste, más leche se produce. Por este motivo es importante no ofrecer “ayudas” de biberón y realizar una lactancia a demanda, libre por completo de horarios. Hay que recordar siempre que a mayor estimulación, mayor producción. No necesitamos saber cuánta leche toma nuestro bebe si siempre que quiere lo ponemos al pecho, puesto que tomará siempre la que necesite y por tanto el pecho se adaptará a la producción que el bebé demande. Es útil saber que el llanto es un signo tardío de hambre, por lo que no tiene sentido hacer esperar al bebe un tiempo determinado o regirnos por unas pautas horarias, engañarlo con chupetes u otros líquidos si lo que necesita es mamar y por tanto estimular el pecho para que adapte la producción a sus necesidades. Cada bebé tiene su propio ritmo y no ha de ser comparado con otros.--------------------------------------------------------------------------------Cualquier mujer puede ser capaz de alimentar a su hijo exclusivamente con su leche. No existe la leche materna de baja calidad; ésta siempre es adecuada al bebé y es todo cuanto necesita. Ninguna mujer “no tiene leche” o no “puede dar el pecho”, ni está condicionada hereditariamente.A menudo numerosos mitos y leyendas o malos consejos rodean la lactancia materna, que se ve afectada negativamente al no darle la importancia que merece o nos crean confusión y falsas referencias. Es importante descartar algunos de ellos, completamente falsos y sin ningún respaldo científico o médico que los avale, a menudo ocasionados por una información errada:· No hay (suficiente) leche durante los primeros 3 o 4 días posteriores al nacimiento del bebé.· La madre debe lavarse los pezones cada vez que vaya a alimentar a su bebé.· La extracción de la leche materna es necesaria para saber cuánta leche tiene disponible la madre.· Si la madre tiene una infección, la vacunan o se medica debe suspender la lactancia materna.· Si el bebé tiene diarrea o vómito, la madre debe suspender la alimentación con leche materna.· Una madre que amamanta debe comer mayor cantidad de alimentos para producir suficiente leche o ingerir una mayor cantidad de líquidos.· Una madre que fuma no debe amamantar a su bebé.· Los bebés prematuros, con labio leporino, paladar hendido o ambas cosas no pueden mamar.· Las mujeres con senos pequeños producen menos leche que aquellas con senos grandes.· Las mujeres con implantes mamarios o pezones planos no pueden lactar.--------------------------------------------------------------------------------Es importante, sobre todo al principio, que no se ofrezcan al niño chupetes ni biberones. Una tetina no se “chupa” de la misma forma que el pecho por lo que el recién nacido puede “confundirse” y posteriormente agarrar el pecho con menos eficacia. Esto puede ser la causa de problemas tales como grietas en el pezón, mastitis y falta de leche a la larga. Un recién nacido no rechaza el pecho (no puede, no lo conoce), lo que ocurre es que ha de aprender a mamar y hay que tener paciencia para que aprenda. Tampoco es recomendable utilizar pezoneras. Las grietas surgen porque el niño se agarra mal al pecho, así que lo importante es corregir la postura. El uso de pezoneras acorta la duración de la lactancia y además la hace muy incómoda. La postura al dar de mamar es la clave del éxito: Cuando mama, el bebé ha de estar barriga con barriga, tiene la boca muy abierta, el pecho metido hasta el fondo, los labios evertidos (es decir, el labio superior doblado hacia arriba y el inferior doblado hacia abajo). La nariz está cerca del pecho y el mentón suele tocarlo. La mayor parte de la areola está en la boca del bebé y el pezón de la madre enfoca hacia su paladar. Una mala posición puede causar grietas, dolor y puede hacer que el bebé no se sacíe y por tanto mame más a menudo de forma ineficaz o trague aire que le produzca cólicos.--------------------------------------------------------------------------------Resulta vital para la continuidad de la lactancia el apoyo de nuestro pediatra: Aparentemente, todos apoyan la lactancia materna, pero en la práctica muchos de ellos la apoyan solamente cuando las cosas van perfectamente bien y algunos ni siquiera en esos casos. Tan pronto como surge alguna dificultad, aconsejan suspender o suplementar. Algunas pautas para distinguir a unos de otros podrían ser:· Si nos entrega muestras de leche en polvo antes o después de dar a luz.· Si nos dice que la alimentación con leche materna o con fórmula son esencialmente iguales.· Si nos insinúa que una leche de fórmula determinada es mejor.· Si nos dice que no es necesario que alimentemos a nuestro bebé inmediatamente después de su nacimiento porque todavía estaremos cansadas y el bebé aún no tendrá interés en hacerlo.· Si nos dice que no existe la confusión de pezón y al mismo tiempo que debemos suministrarle el biberón desde temprana edad para que lo acepte.· Si nos dice que debemos suspender la lactancia materna cuando nosotras o nuestro bebe estemos enfermos, o cuando tomemos algún medicamento.· Si nos dice que la leche materna no tiene valor nutricional después de los seis meses o se sorprende si nosotras aun lactamos.· Si nos dice que nunca debemos permitir que el bebé se duerma en el seno materno o nos impone horarios o pausas nocturnas.· Si nos dice que no es necesario que nos quedemos en el hospital para alimentar a nuestro bebé enfermo porque es importante que descansemos en casa.-------------------------------------------------------------------------------Es muy importante que al niño se le ofrezca el pecho precozmente, a ser posible en la primera media hora tras el parto, puesto que es cuando están más receptivos y tienen más despierto el reflejo de succión. Después de la primera hora, el recién nacido suele quedar adormecido durante unas horas. Durante este tiempo, es recomendable que el bebé permanezca junto a su madre aunque no muestre interés por mamar y que se estimule el contacto piel con piel entre ambos, de gran importancia para los dos. (Más info desde www.quenoosseparen.info , una campaña financiada y avalada por el Ministerio de Sanidad y apoyada por numerosos colectivos profesionales de la salud, con evidencias científicas e información sobre los beneficios de la no- separación madre/bebé y el contacto piel con piel).--------------------------------------------------------------------------------Es útil saber que se puede amamantar a mellizos o a dos bebés de diferente edad a la vez, se llama “lactancia en tándem”. También se puede relactar cuando se ha interrumpido la lactancia materna o no se ha ofrecido desde el nacimiento. Volver al trabajo no ha de significar abandonar la LM, siempre podemos sacarnos leche, dejar las comidas sólidas para nuestra ausencia o mantener alguna toma.En caso de tener dudas o algún problema, es vital no atender consejos que nos recomienden, de una u otra forma, dar suplementos o interrumpir la lactancia materna. Lo mejor es ponerse en contacto con nuestra comadrona, asistir a grupos de apoyo a la lactancia o ponernos en contacto con asesoras de lactancia (suelen prestar ayuda telefónica gratuita).


ROL DEL PADRE EN LA LACTANCIA-La Liga de la Leche

Para que exista la lactancia materna en la especie humana, en principio hacen falta por lo menos dos cosas, una madre dispuesta a ofrecer su “oro” blanco y un bebé. Bien, lo anterior es el mínimo indispensable, pero aún teniéndolo, puede que surjan dificultades que podrían impedir que la lactancia materna salga adelante con éxito, y que no transcurra todo lo bien que sería deseable. Estas dificultades las pueden vencer madre e hijo con empeño, información y un deseo firme de seguir adelante, pero todo es mucho más fácil y las probabilidades de éxito aumentan cuando existe la figura del “soporte”. Esta figura puede ser desempeñada por un familiar, una amistad o cualquier persona, e incluso no existir. Pero quien puede ejercer ese papel de una manera decisiva es el padre. El padre que ejerce como soporte es una figura principal junto con la madre y el hijo/a. Para que un padre sea el soporte ha de implicarse tanto en aspectos emocionales como dedicando el tiempo necesario que esta situación precisa. Si contamos con una madre, un hijo y un padre-soporte tenemos lo que se conoce como triángulo de la lactancia, que hará que las probabilidades de éxito de la lactancia aumenten considerablemente. El ser padre-soporte y formar un triángulo de la lactancia es algo que los padres no deberían dejar pasar y es una experiencia muy enriquecedora y placentera tanto a nivel individual, para todos sus miembros, como a nivel familiar.

Este documento está dirigido a todos aquellos padres o futuros padres cuyos hijos son o serán amamantados. Y por supuesto también está dirigido a sus parejas. Pretende dar una pincelada sobre el importante papel del padre en la lactancia materna, alejando los caducos estereotipos que lo sitúan fuera de todo lo relacionado con ella. Muestra el muy importante espacio que debe ocupar el padre junto a la madre y el lactante, en un papel principal y no secundario.

¿QUÉ PUEDE HACER EL PADRE-SOPORTE?

Antes de ver acciones concretas y más definidas, es importante señalar que cada caso es diferente, depende de cada bebé / niño, de cada familia y su entorno, etc. no hay dos iguales, unos son más demandantes y otros más relajados y además también depende del momento, ya que las necesidades son cambiantes, lo del mes pasado ya no vale para hoy. Por eso se ha dicho “puede hacer” en lugar de “tiene que”. Lo que se va a exponer a continuación es una orientación, y en cada caso, cada familia ha de encontrar su propia forma de hacer las cosas en cada momento. Una vez hecha esta aclaración, a continuación algunas sugerencias prácticas

. Labores domésticas: Es conveniente descargar a las madres de la mayoría de estas labores. Un ejemplo claro es con un recién nacido, la madre necesitará mucho tiempo, ya que la demanda es continua y es necesario que pasen mucho tiempo tranquilos y en intimidad para que la lactancia se establezca satisfactoriamente. En este caso, el padre se puede ocupar de lavar la ropa, de las comidas, de la limpieza doméstica, etc. Para estas tareas si es posible contar con ayuda externa, suele ser muy agradecida por todos.

Hijos mayores: El padre puede ocuparse de los hijos mayores para dejar tiempo y tranquilidad a la madre para dar el pecho, no se debe olvidar a estos hijos, que siguen necesitando atención y tiempo.

Tareas con respecto al bebé / niño: El padre no está excluido con respecto al cuidado del bebé. En la mayoría de los casos la madre estará casi todo el tiempo con el, pero poco a poco se irá abriendo más paso al padre. En la mayoría de los casos, el padre puede asumir desde el principio tareas como:

• El baño.

• Cargar al bebé / niño (en brazos o con ayuda de un porta- bebés como pueden ser: bandoleras, mochilas, un trozo de tela, etc.) Tanto de noche como de día, hay ocasiones en las que el bebé solo se calma si es sostenido en brazos, debido a que precisan un contacto constante. (ver consejos al respecto en el epígrafe final.)

• Cambios de pañal.

Es muy importante en todo lo anterior respetar el ritmo del bebé / niño, no forzar, si el bebé no acepta al padre en alguna de las tareas anteriores y reclama a la madre, se deben respetar sus necesidades, que la madre haga esas tareas no quita que el padre pueda colaborar, él podrá hacer otras cosas no relacionadas con el bebé o puede acompañar a la madre realizando estas tareas, así el nuevo hijo se va a acostumbrando al padre y poco a poco irá aceptándolo cada vez más.

Apoyo emocional a la madre: Cuando surgen obstáculos, es importante que el padre brinde mucho apoyo a su pareja, le será de gran ayuda. La madre puede enfrentar obstáculos en forma de presiones para dejar de amamantar, dudas sobre su capacidad para amamantar, agotamiento por noches (o días) de muchas tomas, demanda continua, etc. El apoyo y la comprensión brindado por el padre ha de ser firme y sin fisuras, esto será de gran ayuda para que juntos superen el problema. Recordemos que un problema en la lactancia es problema de los tres, no sólo de la madre.

INFORMACIONES Y ACLARACIONES ÚTILES PARA EL PADRE SOBRE LACTANCIA MATERNA Y OTROS ASPECTOS

A demanda

La lactancia es a demanda (existe mucha literatura al respecto), y hay momentos en que la demanda puede ser prácticamente continua. En estos momentos, no se trata de que el bebé / niño esté intentando separar al padre de su pareja ni nada por el estilo, simplemente lo necesita (enfermedad, necesidad de aumento de producción de leche, etc.). El papel del padre como soporte es permitir que la madre pueda dar esa atención y dedicación a las necesidades del hijo. Es importante mencionar que estas rachas pueden durar días o semanas, cada caso es diferente.

¿Hasta cuándo dura el periodo de lactancia?

Hasta que la madre y el bebé / niño lo deseen. La OMS (Organización Mundial de la Salud) y UNICEF recomiendan lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses y junto con otros alimentos hasta más allá de los dos años.

Mi pareja no tiene leche

Los casos reales de este tipo son muy pocos. La mayoría de casos diagnosticados como tales, suelen ser en realidad casos de “posición incorrecta al mamar (lo cual suele provocar grietas en el pezón)”, o “bebé que demanda mucho pecho y/o contacto físico”, “crisis de lactancia”, u “otros problemas o dolencias que causan malestar en el bebé y este se consuela al pecho”, entre otros.

Si lo dice el doctor/a….

Hay personal sanitario que por desgracia no dispone de la formación adecuada sobre la lactancia. Buscar profesionales bien informados al respecto para tratar problemas o dudas sobre lactancia, es primordial para asegurar el éxito de la lactancia.

Mi madre, la vecina, otras personas lo hicieron así, y aquí estamos, así está bien

Nuestros padres pertenecen a generaciones que criaron a sus hijos con formula, la cultura y los conocimientos de la lactancia materna se han perdido y sus consejos, aunque bienintencionados, pueden llegar a arruinarla.

¡Quiero una solución ya!

El cuerpo humano no es una máquina. En lactancia las cosas por lo general no son inmediatas. Si se precisa, por ejemplo un aumento de producción de leche por parte del bebé, se sufrirá un crisis de lactancia, el bebé estará molesto unos días y demandando mucho pecho. Esto es así porque tiene hambre, pero eso no es malo y hay que darle su tiempo, en pocos días tanta estimulación, al estar mucho tiempo al pecho provocará un reajuste hormonal en la madre y la producción se adecuará a la nueva demanda, volviendo todo a la normalidad. Si hay un problema no se resolverá por lo general inmediatamente, poner remedio llevará tiempo e insistencia. No suele haber soluciones “mágicas”.

No tengo tiempo para ejercer como apoyo

El gran obstáculo que muchos padres encuentran es el trabajo, si es posible este se debería de minimizar al máximo en el número de horas extras, etc. (intentando ser lo más eficientes posibles en las horas obligatorias, por ejemplo). Las aficiones, hobbies, etc. pueden esperar y dejarse momentáneamente de lado. Con esto, normalmente, se logra un tiempo nada despreciable que dedicar a nuestra familia. Muchos hombres ven esto como un sacrificio o un castigo, pero no se trata de eso, se trata de una nueva etapa que se abre ante el padre, una etapa diferente que hace que se posterguen muchas cosas que les gusta, pero a su vez aparecen muchas otras maravillosas, simplemente es una etapa distinta. A muchos padres esta etapa les ha supuesto un cambio extraordinario y una gran evolución personal.

Grupos de apoyo

Los grupos de apoyo son de vital ayuda, para disfrutar de la lactancia materna con otras personas, para aprender mucho, para cuando hay problemas detectarlos a tiempo, ver posibles complicaciones que necesiten de personal más cualificado y si son problemas “normales”, para ver que no solo les pasa a ellos y es algo que ocurre a menudo (hay pequeñas cosas que se pueden hacer enormes cuando no se conocen las posibles soluciones) y también para devolver a la madre la confianza en si misma y en su instinto. Normalmente solo asisten las madres, eso no debería de ser así, si los padres pueden ir deberían ir, la lactancia también es cosa de ellos.

Cargar al bebé con ayuda de un porta bebé – Babywearing

Cargar un bebé / niño durante largos periodos de tiempo, puede ser algo muy fácil y cómodo si aparte de los brazos se utilizan elementos como bandoleras, mochilas, mei-tais, etc. Hay muchos elementos a disposición para facilitar la labor de cargar, y los padres, gracias a su mayor fuerza física, son candidatos ideales para cargar a los bebés / niños, haciendo una labor de soporte importante y disfrutando enormemente, pues esta actividad les permite un muy estrecho contacto con sus hijos en todos los aspectos.

Colecho (compartir el lecho con el bebé/s y/o niño/s)

Es una opción perfectamente válida, sólo hay que respetar normas básicas de seguridad (hay multitud de información al especto). Ayuda enormemente a que la madre pueda descansar mejor por las noches, posibilitando que las tomas nocturnas sean mucho más fáciles y cómodas. En definitiva, facilita la lactancia. No supone “malcriar”, ni es perjudicial. Tampoco ha de suponer un ataque a la intimidad de la pareja, los encuentros, por ejemplo, se pueden llevar a cabo en cualquier otro lugar de la casa mientras el bebé/s y/o niño/s duermen.

“Un biberón de leche artificial no es nada”

Muchas veces podemos oír que por un biberón de fórmula no pasa nada. Un biberón de fórmula puede ser el comienzo del final de una lactancia materna. Pero aparte de poder acabar con la lactancia materna, puede ser causa potencial de problemas. Su calidad es muy inferior a la leche materna y el sistema digestivo de un bebé es muy delicado e inmaduro, pudiendo producir en el futuro problemas de tipo alergénico (con un solo biberón puede ser suficiente), estreñimiento, obesidad u otros.

Igualdad de sexos

Esto se ha rozado anteriormente, pero una pequeña explicación o aclaración es conveniente. Igualdad en lactancia no supone hacer los dos lo mismo al 50%. Es evidente que la naturaleza hizo diferentes al hombre y a la mujer, no se puede luchar contra natura. La igualdad no se mide en clase de tareas sino en tiempo. Ejemplo: las noches, las tomas nocturnas están ahí, como el padre duerme “mejor” y sin interrupciones (si todo va bien) pues madrugará para llevarse al bebé/niño y dejar a la madre un rato más en la cama para compensar. Se trata de ser un equipo y de funcionar como tal (todos los miembros están igualmente implicados).

Intento ser soporte y parte del triángulo de la lactancia, pero mi pareja no lo acepta

Hay casos así, en los que son las propias mujeres las que asumen los estereotipos sexistas y machistas y no permiten a sus parejas ser parte del triángulo de la lactancia. Quizás deba intentar que lea este folleto y se de cuenta de lo mucho que pierden todos. En la mayoría de estos casos los padres acaban desentendiéndose del proceso lactancia-crianza, con lo cual se abre una gran brecha entre madre-hijo y padre.

Ayudas

Cuanto más demandante sea un lactante más útiles pueden ser. Por ejemplo, si es posible contratar o contar con ayuda para las tareas domésticas, puede ser muy útil y una gran inversión, ya que permitirán al padre y a la madre volcarse al bebé/niño.

Vacaciones

Es importante que el padre reserve vacaciones (tantas como pueda) para cuando nazca su hijo, casi con toda seguridad serán momentos muy demandantes por parte del bebé y todo el soporte del padre será necesario.

La Liga de la Leche

El biberón de complemento o como cargarse la lactancia

Si quieres una lactancia exitosa lo mejor es partir de la idea de que eres una mujer bien hecha. Si tu cuerpo ha sido capaz de crear un bebé tan hermoso, ¿por que no iba a ser capaz tu cuerpo de alimentarlo?. Si te funciona bien el hígado, los riñones y todo lo demás, ¿por que no te iban a funcionar las glándulas mamarias?.

Prácticamente no existen madres bien informadas a las que les falte leche, y tú no vas a ser una de ellas. TENER O NO TENER, esa es la cuestión...

Tener o no tener no depende de cosas como estar tranquila, ser feliz, descansar lo suficiente y estar bien alimentada. Todo eso ayuda, lógicamente, pero si no lo tienes, la leche también será buena. Piensa que si esos requisitos fueran necesarios, la humanidad entera nos habríamos extinguido ya hace miles de años.

La calidad de la leche SIEMPRE es buena y muy superior a la leche de fórmula. Y la cantidad que tengas depende de cuanto mame tu hijo. Cuanto más le dés, más tendrás. Por ello es importante no romper ninguno de los siguientes puntos:

1- Fuera reloj, el bebé ha de mamar cada vez que quiera y se le ha de dejar hasta que suelte el pecho por si solo.

2- No se le debe meter en la boca nada más: Ni chupete, ni biberón con agua, leche, etc, ni pezoneras. Los bebés que chupan estas cosas pueden confundirse mentalmente. Es muy diferente chupar esos objetos a chupar el pecho, y pueden llegar a rechazar el pecho por confusión. Además todo el tiempo que chupan otras cosas es succión que gastan y leche que dejan de tomar, y tú disminuyes tu producción de leche.

3- Amamantar no tiene que doler. Si acaso los primeros días los pezones pueden estar un poco más sensibles, debido a su falta de "entrenamiento", pero se pasa pronto. Si duele puede significar que está mal colocado, y cuando esto sucede al bebé le cuesta más tiempo obtener poca cantidad. Es decir la succión dolorosa suele ser ineficaz, y si come poco producirás poco.

4- La leche de fórmula proviene de la vaca, y tiene proteínas lactobovinas más difíciles de digerir para el bebé humano que la leche materna. Si le das un biberón de sólo 30cc, le quitará el hambre por dos, tres o más horas y va a dejar de mamar mucho más. Se sabe que los bebés que toman lactancia mixta acaban comiendo menos al cabo de 24h que los que toman lactancia materna exclusiva a demanda. Cuanto menos mame tu hij@, menos leche producirás.

5- Otra cosa muy importante e saber que los pechos NO funcionan como cisternas (que se vuelven a llenar cuando se han vaciado), sino como grifos: abrir el grifo es poner el niño al pecho, cerrar el grifo es cuando el niño suelta el pecho. Esto significa que no puede ocurrir que un niño mame y no saque nada, puesto que los pechos funcionan como un pozo sin fondo del que siempre se puede sacar más agua. Nunca se acaba. Para dejar de tener leche hay que dejar de dar pecho.

Entender esto es comprender que NUNCA tiene sentido dar un biberón de "ayudita", puesto que si tienes la impresión de que se ha quedado con hambre le vuelves a dar el pecho y vuelve a salir más.

Si están los pechos muy blandos y el bebé no para de mamar significa que esta comiendo tanto que no da tiempo a que se acumule la leche, y que estás produciendo mucho. Si los pechos están muy llenos la leche sale más deprisa, si están blanditos la leche sale más despacio, pero saldrá toda la que necesite tu hijo.

Si tienes dudas respecto a tu producción será buena idea que contactes con el grupo de apoyo a la lactancia más cercano a tu domicilio.

Inma Marcos. Comadrona

Lactancia e Inteligencia


ESTUDIO DE CANADÁ Y BIELORRUSIA Prueban que la leche materna forma niños más inteligentes
Los especialistas intuyen que en este resultado es muy determinante la mayor interacción entre madre e hijo, al momento de amamantar.
Un nuevo estudio brinda la mejor evidencia hasta la fecha de que la lactancia materna puede hacer a un niño más inteligente, informó un equipo internacional de investigadores.Los niños amamantados por más tiempo y que no habían mezclado la leche materna con fórmula obtuvieron calificaciones mejores en pruebas de inteligencia, indicaron investigadores de Canadá y Bielorrusia.Alrededor de la mitad de 14.000 bebés fueron asignados al azar a un grupo en el que se incentivó la lactancia materna prolongada y exclusiva, en clínicas y hospitales de Bielorrusia. Las madres de los otros niños no recibieron un estímulo especial.Aquellos chicos del grupo donde se estimuló el amamantamiento fueron alimentados con leche materna por más tiempo y, en promedio, eran menos propensos a recibir fórmula en biberón.A los tres meses, el 73 por ciento de los bebés en el grupo de incentivo de la lactancia materna seguía amamantando, comparado con el 60 por ciento de los niños de la otra cohorte. A los seis meses, los porcentajes eran del 50 y el 36 por ciento, respectivamente.Además, el grupo de mamás incentivadas a amamantar era mucho más propenso a dar a los bebés sólo leche materna. La tasa era siete veces mayor, por ejemplo, que a los tres meses. Los niños fueron controlados por durante unos seis años y medio.Los chicos en el grupo de lactancia incentivada tenían calificaciones un 5 por ciento más altas en las pruebas de coeficiente intelectual (CI) y mejores rendimientos académicos, revelaron los investigadores.Estudios previos habían indicado el mejor desarrollo cerebral y los beneficios en la inteligencia de los chicos amamantados. Pero los expertos buscaban determinar si eso se debía a la lactancia materna o a que las mamás que preferían amamantar a sus bebés eran diferentes a las que optaban por la fórmula.El diseño del estudio, que asignó al azar a los bebés a uno de los grupos más allá de las características de la madre, pretendió eliminar esa confusión."Las mamás que amamantan, lo hacen por más tiempo o de manera más exclusiva son diferentes a las madres que no lo hacen", dijo en una entrevista telefónica el doctor Michael Kramer, de la McGill University y el Hospital de Niños de Montreal."Suelen ser más inteligentes. Tienden a invertir más (tiempo) en sus bebés. Suelen interactuar con ellos más de cerca. Serían el tipo de madres que leen más a sus hijos, que pasan más tiempo con ellos, que juegan con ellos", agregó Kramer, quien dirigió el estudio publicado en la revista Archives of General Psychiatry.Los investigadores midieron las diferencias entre los dos grupos usando pruebas de CI administradas por los pediatras de los niños y mediante las calificaciones que sus docentes ponían en el desempeño en lectura, escritura, matemática y otras materias.Ambos conjuntos de calificaciones eran mucho mayores en los niños del grupo en que se promovió ha lactancia materna.El estudio comenzó a mediados de la década de 1990. Kramer dijo que la idea inicial era hacerlo en Estados Unidos y Canadá, pero muchos hospitales de esos países en ese momento habían comenzado a alentar fuertemente la lactancia materna como cuestión de rutina.La situación era muy distinta en Bielorrusia entonces, explicó el autor, donde se incentivaba mucho menos la práctica. Kramer añadió que aún se desconoce cómo el amamantamiento hace a los niños más inteligentes."Se podría deber a que la lactancia lleva más tiempo, la madre interactúa más con el bebé, habla más con el bebé", dijo el investigador. "Podría deberse a una cuestión emocional o física, o a una hormona o algo más en la leche que absorbe el bebé", agregó.

La Lactancia mejora la capacidad pulmonar de los bebés

Por Anne Harding
NUEVA YORK (Reuters Health) - El ejercicio que hacen los bebés mientras toman el pecho sería uno de los beneficios fundamentales de la lactancia, demostró un nuevo estudio.

El equipo dirigido por Ikechukwu U. Ogbuano, de la University of South Carolina, en Columbia, halló que los niños de 10 años que habían sido amamantados durante cuatro meses o más tenían una mayor capacidad pulmonar que aquellos que habían tomado el pecho durante menos tiempo o nunca
Los niños que habían sido amamantados eran también más propensos a exhalar el aire de sus pulmones más rápido
Si bien el aumento de la velocidad de las exhalaciones pudo estar asociado con componentes beneficiosos de la leche materna, “la capacidad pulmonar no puede explicarse a través de factores inmunes de la leche materna”, dijo Ogbuano a Reuters Health.
En cambio, argumentó el equipo, el esfuerzo que necesitan hacer los bebés mientras se los amamanta sería la explicación más adecuada.


La lactancia protege a los bebes de las infecciones respiratorias, pero los estudios previos sobre si reduciría el riesgo de asma futuro obtuvieron resultados contradictorios, escribió el equipo en la revista Thorax. Para investigar el tema, los expertos analizaron la función pulmonar en 1.033 niños de 10 años, nacidos en la Isla de Wight y estudiados desde el nacimiento.

La capacidad pulmonar promedio, medida según el volumen de aire que un niño puede exhalar forzadamente, fue 54 mililitros mayor en los niños que habían sido amamantados durante por lo menos cuatro meses que en los chicos que nunca habían tomado el pecho.
El flujo pico de exhalación, o la máxima velocidad a la que el aire sale de los pulmones, fue 180,8 mililitros por segundo más rápido en esos niños.

La función pulmonar de los niños que habían sido amamantados por poco tiempo no varió significativamente con respecto de la función en aquellos que no habían sido amamantados.
El equipo señaló que la presión que ejercen los bebés sobre el pecho antes de que la leche comience a salir es tres veces mayor a la necesaria para tomar la mamadera.
Las sesiones de lactancia duraron unos 8 minutos, comparadas con los 4,4 minutos de alimentación con mamadera

La lactancia entre cuatro y ocho veces por día “prepararía también a esos niños para tener una buena salud física de por vida”, dijo Ogbuano.
Los resultados sugieren que eso no alcanzaría a los bebes alimentados con mamadera con leche materna extraída mecánicamente, dijo a Reuters Health el doctor Wilfried Karmaus, coautor del estudio
“Estamos yendo en una mala dirección. Por eso es tan importante considerar claramente qué está sucediendo”, agregó el autor. Karmaus señaló que en Canadá y Europa, las políticas generosas de licencia por maternidad permiten que muchas mujeres amamanten directamente a sus bebes durante varios meses si así lo eligen, mientras que muchas madres en Estados Unidos deben volver al trabajo después de unas pocas semanas de licencia por maternidad.

Prolongar la licencia en Estados Unidos “se pagaría solo en términos de beneficios para la salud”, como la disminución de la obesidad, sugirió el investigador al promover un análisis económico de esa cuestión.

¿Qué es el cólico del lactante?

¿Qué es el cólico del lactante?

El cólico del lactante es un problema común que puede afectar a los bebés en sus primeras semanas de vida y uede durar entre 3 y 4 meses. El niño con cólico llora de manera intensa e inconsolable alrededor de 2-3 horas al día más de 3 días a la semana y que suelen aparecer por la tarde-noche. El bebé estira y encoge las piernas, muestra una expresión de dolor, ventosea (lo que, a veces, le alivia)… El niño con cólico es un niño sano cuyo llanto es percibido como excesivo por los padres que no encuentran la manera de evitarlo.

Causas

No se conoce todavía su causa exacta. Se suele decir que son dolores abdominales pero no se sabe a ciencia cierta y se han intentado relacionar con alergias, gases, hipermotilidad intestinal, temperamento, sobrecarga de estímulos… Puede que tenga importancia el temperamento del bebé o de sus padres.

Siempre hay que descartar alguna enfermedad y comprobar que la técnica de lactancia es correcta ya que esto puede ser causa de llanto. Si todo está bien, los medicamentos no suelen ser eficaces, tampoco las infusiones.

Recomendaciones

*Ante todo procure tranquilizarse y conservar la calma.

*Recuerde que el llanto es una manera de comunicación del lactante que indica una necesidad pero no siempre significa hambre.

Además de hambre el niño puede tener sueño, cansancio o, simplemente, necesidad de contacto o de estar en brazos. Responder precozmente al llanto y tomarlos en brazos mejora los cólicos más que el tipo de alimentación o cualquier otra intervención y no malcría al niño. Es más fácil prevenir el llanto llevando al bebé cargado a menudo que intentar consolarle una vez ha empezado a llorar. Quizás le sorprenda saber que en las culturas en los que los bebés van siempre cargados, desconocen los cólicos.

*Si lo toma la madre, lo pone al pecho y se calma, ya está solucionado. Tomar el pecho no produce obesidad y ofrece algo más que alimento.

*Intente encontrar las medidas que más calmen a su bebé en particular:

- balancearlo y acunarlo con suavidad

- pasearlo

- cargarlo en un fular o bandolera portabebés

- buscar una posición que le alivie, sobre todo en la que su barriguita está apoyada sobre el cuerpo de la madre o el padre

- hacerle escuchar sonidos rítmicos como las canciones de cuna o ruidos blancos (aspiradora, lavadora…)

- darle un baño

* Un exceso de movimiento puede ser contraproducente, por lo que siempre debe hacerse de forma tranquila y pausada. Nunca hay que sacudir al bebé, él no intenta “manipular” ni “llora por llorar”.

*Se le pueden hacer masajes en posición vertical o tumbado. El masaje ha de ser suave en el sentido de las agujas del reloj y realizando movimientos giratorios de las piernas sobre el abdomen. Un ligero masaje en la espalda también puede aliviar. Se puede realizar mientras se le carga sobre el antebrazo, con una mano en su barriguita y la otra sobre la espalda.

*Si continúa llorando puede intentar calmarle otra persona (el padre, por ejemplo). Si usted está nervios@ el bebé lo percibirá y será más difícil que se calme. Si el llanto del bebé pone muy nervioso a uno de los padres es preferible que intente calmarlo aquél que esté más relajado. Antes de caer en la desesperación, busque el apoyo de otros familiares, para que puedan relevarle y así descansar.

*En pocos casos el llanto puede ser consecuencia de alergia a las proteínas de la leche de vaca (u otro alimento que toma la madre). En este caso, la madre puede suspender la ingesta de lácteos durante al menos una semana a 10 días. Si el problema persiste, puede volver a comer igual que antes.
Texto basado en información de la Asociación Española de Pediatría (AEPED)


Amamantar después de Cesárea

Cosonseguir que la lactancia funcione después de una cesárea sueleser más dificil que tras un parto vaginal.
Sin embargo, amamantar en esta circunstancia conlleva unos beneficios añadidos a los que de por sí tiene la lactancia materna. Permite a muchas madres recuperar la confianza en su cuerpo, en el caso de que se hayan sentido mal por dar a luz por cesárea. Dando el pecho el útero recupera antes su tamaño normal y se favorece la pérdida de peso. Además, los anticuerpos de la leche materna son especialmente importantes para los niños que nacen por cesárea tras un parto largo con rotura de bolsa, o que permanecen en el hospital, donde el riesgo de infecciones es mayor.

A pesar de estos beneficios, los obstáculos son importantes. De hecho, las mujeres que tienen a sus hijos por cesárea dan menos el pecho que las que los tienen en un parto vaginal. La mayoría de las dificultades que encuentran muchas madres para amamantar tras la cesárea no son consecuencia de la intervención, sino de toda una serie de creencias erróneas y/o prácticas inadecuadas en el hospital, que a menudo motivan que la lactancia termine antes de lo que la madre deseaba.
La primera toma


En la mayoría de los hospitales, a los niños nacidos por cesárea se les pone más tarde al pecho. Además, reciben más biberones en los primeros cuatro días y hacen menos tomas nocturnas. Esto retrasa la subida de la leche en la madre e incluso puede reducir la producción.
Si la cesárea ha sido programada sin que haya habido un trabajo de parto previo, aún se dificulta más la lactancia, porque ni siquiera se ha dado tiempo a que las hormonas del parto y lactancia empezaran a producirse.
La lactancia se puede iniciar en la primera hora de vida del bebé, incluso tras una cesárea. El paso de fármacos es mucho menor que la exposición que ha tenido en el útero durante la intervención, y los beneficios superan con creces a los posibles impedimentos. No existe ningún motivo médico que justifique mantenerle en observación sin sus padres durante 24 horas, como se hace rutinariamente en algunos hospitales españoles. Y si la situación clínica de la madre es inestable, la observación médica se puede realizar mientras el niño está en brazos de su madre, o de su padre

El cansancio
La fatiga y el estrés vivido por la madre pueden, por sí solos, inhibir la producción de la hormona prolactina, que es la encargada de fabricar la leche. A esto se añade la falsa creencia de que «la cesárea debilita tanto, que la leche no alimenta al bebé». A menudo se interpreta que si el niño llora mucho, a pesar de tomar el pecho, será porque la leche no le llena. Pero lo cierto es que casi todos los recién nacidos suelen mostrarse más nerviosos e inquietos el tercer día de vida, justo antes de que aparezca la crecida de leche. La composición de la leche materna no cambia, ni siquiera en los casos de madres desnutridas. Incluso si la madre ha perdido mucha sangre en la cirugía, su leche seguirá siendo el alimento de mayor calidad para su hijo.

Chupetes y biberones
A los nacidos por cesárea a menudo se les ofrece el biberón en las primeras horas de vida para que «la madre descanse ». Pero el movimiento necesario para succionar la tetina es muy diferente del necesario para tomar el pecho. El bebé que toma biberón –sea de leche o de suero glucosado–en los primeros días de vida, va tener muchas probabilidades de sufrir la llamada ‘confusión del pezón’: cuando le ponen al pecho lo rechaza o llora a pesar de que tiene hambre

Consejos para lograrlo

● Solicita que la cesárea se realice con anestesia regional (epidural o intradural), en vez de general.
● Puedes tomar calmantes para aliviar los dolores, la mayoría son perfectamente compatibles con la lactancia y no dañarán al bebé.
● Pon el bebé al pecho lo antes posible en cuanto nazca, mejor si es antes de que haya pasado el efectode la epidural (para así no estar dolorida).
● Pide que te dejen al bebé permanentemente. Conviene que se quede contigo un familiar para ayudarte a ponerlo al pecho y a retirarlo si está dormido.
● Amamanta a demanda y no limites el tiempo que el niño permanece al pecho.
● Dar de mamar tumbada o en la postura del 'balón de rugby' (el bebé bajo el brazo de la madre, con los pies hacia fuera) suele ser lo más práctico después de la intervención.
Si te resulta más cómodo hacerlo sentada, colócate una almohada sobre el vientre para apoyar al niño y así evitar que te roce con los pies en la cicatriz.
● Pide ayuda a expertas en lactancia o a madres de grupos de apoyo para asegurar que la postura es correcta.
● Evita utilizar pezoneras y biberones todo lo posible.Tampoco es aconsejable el uso del chupete en las primeras semanas.

La postura
Encontrar una buena postura para amamantar puede no ser sencillo. Al principio resulta cómodo hacerlo tumbada, así la mujer se puede echar pequeñas siestas cada vez que el pequeñín se duerme mamando. Los cojines de lactancia son muy útiles para acercar al bebé al pecho, sin apoyarlo en el vientre. El malestar del bebé Los niños nacidos por cesárea pueden tener dificultades propias de su nacimiento.
Algunos pasan las primeras semanas muy adormilados, casi siempre por haber nacido dos o tres semanas antes de tiempo. Otros lloran desconsoladamente durante largo rato... A veces no sabemos porqué lloran, aparentemente todo está bien. Pero, es posible que hayan sufrido mucho
en el parto, en la cesárea o en las primeras horas de vida y que lleven el susto metido en el cuerpo, por decirlo de alguna manera, porque para ellos la experiencia ha sido dura. Así que necesitan llorar y aunque el pecho les reconforta, van a seguir llorando un ratito. Si encima pasaron las primeras horas o días de vida separados de sus padres, puede ser que algunas cosas, como ser desnudados para recibir un baño, se lo recuerden. Siempre podemos ofrecerles el pecho como consuelo o simplemente tenerlos en brazos y cantarles o acariciarles. Algunos niños nacidos mediante cesárea tienen dolor en el cuello o en la cabeza por un malposicionamiento en el parto. En algunos de estos casos la terapia craneo-sacral puede ayudar al bebé.

Casi todos los problemas con la lactancia se solucionande manera similar: metiéndose madre y bebé semidesnudos en la cama, poniendo al niño sobre el regazo materno, recomenzando, armándose de paciencia y cariño, posponiendotodo lo demás, ofreciendo el pecho verdaderamente a demanda. La manera de aumentar la producción de leche es simple: tener al bebé más tiempo al pecho. Si a pesar de todo sigue habiendo un problema, es necesario que un buen profesional lo diagnostique y ofrezca una solución que permita continuar la lactancia.

Ibone Olza ●
Psiquiatra y co–autora de 'Nacer por cesárea'.

Bebés amamantados tienen mejor acceso a la universidad

NUEVA YORK (Reuters) - Los bebés amamantados serían más propensos a que les vaya bien en la escuela secundaria y a asistir a la universidad que los niños alimentados en sus primeros meses de vida con biberón, según reveló un estudio realizado en Estados Unidos.

Los profesores Joseph Sabia, de la American University, y Daniel Rees, de la University of Colorado en Denver, basaron su investigación en 126 chicos de 59 familias. Los autores compararon a hermanos que habían sido amamantados con otros que no.

A través de esa comparación de hermanos, el estudio logró tener en cuenta la influencia de una serie de factores difíciles de medir, como la inteligencia materna y la calidad del ambiente familiar.

El estudio, publicado en Journal of Human Capital, halló que un mes adicional de lactancia materna se relacionaba con un aumento de 0,019 puntos en las calificaciones promedio obtenidas en la secundaria y un incremento de 0,014 puntos en la probabilidad de asistencia a la universidad.

"Los resultados de nuestro estudio sugieren que los beneficios de la lactancia, cognitivos y para la salud, conducirían a importantes beneficios educativos para los niños a largo plazo", indicó en un comunicado Sabia, profesor de política pública que se especializa en economía sanitaria.

"Pero esto es sólo el comienzo. Aún queda mucho trabajo por hacer para establecer un vínculo causal definitivo", añadió el autor.

Sabia señaló que la investigación, que empleó datos del Estudio Longitudinal de Salud Adolescente, fue el primero en utilizar información con el fin de examinar el efecto de la lactancia materna sobre el desempeño en la escuela secundaria y la asistencia a la universidad.

"Al centrarnos en diferencias entre hermanos, podemos descartar la posibilidad de que factores de tipo familiar, como la condición socioeconómica, estén manejando la relación entre haber sido amamantado y el logro académico", manifestó Rees, profesor de economía.

(Editada en español por Ana Laura Mitidieri)


Video Introductorio a la lactancia

http://es.youtube.com/watch?v=i_G266nUtGg






Video Elogio a la lactancia en diferentes culturas
http://es.youtube.com/watch?v=8IwVb0agfOQ&feature=related



Video La experiencia de amamantar a un prematuro


Video Cómo extraer y conservar la leche




Video en inglés sobre LM muy buenas imágenes

http://www.youtube.com/watch?v=Cuu8UEXzVQ0

*La lactancia materna protege contra la diabetes*
Los endocrinólogos estudian las causas que favorecen y que previenen la aparición de la enfermedad
30.05.08 - F. APEZTEGUIA

Las causas que provocan la diabetes, una enfermedad tan extendida que entre los mayores de 30 años afecta al 10%de la población, siguen siendo uno de las incógnitas que la medicina tiene pendiente de resolver.

Los más de mil endocrinólogos que se reúnen estos días en el Palacio Euskalduna de Bilbao creen tener ya algunas respuestas sobre el origen de la enfermedad y la manera de prevenirla. Uno de los factores que pueden evitar la aparición de la llamada de tipo 1, propia de jóvenes y menores, es, al parecer, la lactancia prolongada.

Dos endocrinólogos vascos de primera fila, el catedrático José Antonio Vázquez, coordinador de la Estrategia en Diabetes del Sistema Nacional de Salud; y el vicepresidente de la Sociedad Española de la Diabetes, Luis Castaño, describieron ayer el momento en que se encuentra la lucha contra la enfermedad. Un 10% de la patología se da, según explicaron entre jóvenes y niños. Es la diabetes tipo 1, que «preocupa a los profesionales» porque su diagnóstico llega cuando está completamente
destruido el páncreas, el órgano cuyo fallo desencadena la enfermedad.

El 90% de casos restante se corresponde con la de tipo 2, que puede detectarse de manera más precoz y que aparece, por regla general, en la tercera década de la vida.

*Demasiado tiempo

*En la aparición de la diabetes tipo 1 se cree que hay causas genéticas y otras ambientales. La descripción del mapa genético humano facilitará la intervención en los genes, pero eso es algo que todavía sigue siendo «demasiado cara y complicado», según dijo Luis Castaño. Por eso, los clínicos están más interesados en el estudio de los llamados factores ambientales, porque sobre ellos será más fácil actuar.

Algunas hipótesis, las que se consideran más viables, apuntan a que determinados aspectos nutricionales que ocurre en los primeros compases de la vida y procesos infecciosos desatados incluso durante la gestación pueden estar en el origen de la patología. Sin embargo, el tiempo que transcurre entre que se producen estos acontecimientos y se diagnostica
la patología es tan largo -pueden ser bien 18 años- que dificulta establecer la relación entre ambos.

Los expertos basan sus hipótesis en estudios elaborados en los países nórdicos, considerados como los más avanzados en este terreno. Una de ellas señala que la lactancia materna protege contra la enfermedad, por lo que recomienda prolongarla todo lo posible y evitar -siempre que se pueda- el consumo de leches de farmacia, «que no son humanas, sino
humanizadas». Vázquez y Castaño adelantaron también que el plan nacional contra la diabetes se presentará hoy en el Congreso


Lactancia y mordiscos
Los bebés juegan a menudo con los pezones de sus madres utilizando las encías, pero esto no significa que quieran hacerles daño. No obstante, cuando les empiezan a despuntar los dientes, ese juego deja de resultar tan divertido. Y un bebé a quien le están saliendo los dientes puede pensar que los pechos de su madre son un mordedor ideal.
De todos modos, si se ha colocado el bebé correctamente en el pecho (de tal modo que abarque con la boca no solo el pezón sino buena parte de la areola mamaria) y él se le ha agarrado bien al pecho, será físicamente imposible que la muerda. ¿Por qué? Porque su pezón estará llenándole completamente la parte posterior de la boca.
A menudo es fácil darse cuenta de cuándo un bebé está a punto de morder el pecho de su madre: generalmente cuando está satisfecho y empieza a desprenderse del pecho. En tal caso, usted puede acercarse al potencial mordedor al pecho para que le resulte difícil desprenderse de él o interrumpir la succión introduciéndole un dedo por la comisura de la boca.
En algunos casos, morder puede ser un indicador de que el bebé ha concluido la toma o de que está distraído o simplemente aburrido. La Liga La Leche, una organización en defensa de la lactancia materna, ofrece los siguientes consejos para ayudar a reducir los mordiscos en el pecho:
Dígale: "Mamá no es para morder. Puedes morder esto", y ofrézcale un mordedor u otro juguete que pueda morder sin problemas.
Pruebe a iniciar otra actividad si su bebé parece distraído o se desprende repetidamente del pecho.
Elogie a su bebé -con un abrazo, un beso o un arrumaco- cada vez que mame sin morderla ni intentar morderla.


LA LACTANCIA Y LOS MORDISCOS
http://amagintzalactancia.iespana.es/ART-Lactanciamordiscos.htm

Son muchas las madres que nos comentan que su bebé le muerde el pecho y es lógico que la madre se preocupe por esta situación, cuando la lactancia ha ido muy bien y ambos disfrutaban de un experiencia maravillosa. Algunos bebés nunca muerden, otros tan solo muerden una sola vez, pero a veces los mordiscos duran varios días y la situación se hace especialmente tensa y dolorosa para la madre. Ante una situación así estas sugerencias que indicamos a continuación, pueden venir muy bien a la madre.

Hacer planes por adelantado

Dar el pecho en un cuarto tranquilo, alejado de la tele y del ruido.

Bajar la persiana del cuarto y cerrar cortinas para quitar luz a la habitación.

Prestar total atención al bebé mientras la madre da el pecho, nada de hablar por teléfono ni hacer cosas que pueden distraer al bebé.

Dar el pecho con frecuencia para que haya una buena producción y la leche salga abundante y sin problemas cuando mame el bebé.

Retirar al bebé del pecho en cuanto da señales de haber quedado satisfecho. Un bebé que muerde no tiene hambre.

Si da más señales de estar pasándolo mal con la dentición, darle a morder algún objeto duro y fresco antes de ponerlo al pecho. Esto le aliviará y puede perder el interés por morder la teta.¿ Qué hacer si el bebé muerde?

Decirle “¡no¡” y poner cara de enfadada. No sonreír para nada. Los bebés entienden muy bien todas estas señales.

Dar por finalizada la toma y expresárselo.

Vigilar al bebé hacia el final de la toma que es cuando tiende a morder.

Fijarse si hay otros comportamientos que acompañan a los mordiscos, la hora del día, la posición empleada, el nivel de interés. Intentar no dar el pecho en esos momentos.

Si comienza a morder, empujar al bebé hacia adentro o introducir un dedo en la boca para romper la succión.

Cuando la lactancia funciona bien, elogiar al bebé, acariciarle dulcemente.

Una buena comunicación entre madre y bebé puede ser la clave y a veces para recuperarla y como forma muy positiva de solucionar conflictos, se emplea el “método del Renacimiento”. Este método puede ser la solución a los mordiscos y no es más que volver a rememorar los momentos del posparto, aquellos primeros días con nuestro bebé, esos días en que ambos establecen un vínculo afectivo intenso y amoroso que hace que los dos se necesiten y se entreguen. Este método propicia volver a sentir y a recordar intensamente a través del contacto piel a piel, aquella experiencia y el olor de ambos cuerpos, la proximidad, ese juego amoroso entre madre y bebé, crea un clima de confianza y de intimidad tal, que tiene la fuerza y la capacidad de restablecer la armonía y sincronía entre ambos, para que de nuevo la lactancia pueda fluir con tanto placer como hasta el momento.

Trini Jiménez - Amagintza


Fotos de mamás del grupo de lactancia

Aqui iré poniendo las fotos de los bebés y sus mamás que han acudido al grupo de lactancia y que me manden por mail. Me gustan sobretodo las de los bebés a la teta y la de bebé en brazos y/o en portabebés. Para empezar la última foto del grupo de lactancia el pasado martes y tras de mamás que ya tenía.




2 comentarios:

LOLA dijo...

me encanta tu blog,mi segundo hijo estuvo hasta los tres años y medio tomando de mi leche gracias a Carlos Gonzalez Q ME AGUANTO CADA VEZ Q LE LLAMABA CON LAS DUDAS Q LA GENTE HACIA CRECER EN MI,Pero gracias a el y en general a la liga de la leche lo consegui.Gracias por tu blog

Anónimo dijo...

Andaaaaaaaaaaa, pero si ya estamos nosotros también ahíiiii!!!
Jejejejeje.
Besitos
Montse